¿Qué hacer si un copropietario se niega a vender proindiviso?

Mantener un bien proindiviso con el resto de copropietarios puede llegar a ser una odisea, pues con el paso del tiempo irán surgiendo acontecimientos que hagan poner en desacuerdo a los copropietarios de dicho bien proindiviso.

Sea por la circunstancia que sea, imaginemos que los copropietarios llegan a un acuerdo para vender el bien proindiviso. Todos, menos uno.

¿Qué hacer si uno de los copropietarios se niega a vender su parte del proindiviso?

Sabemos que no se puede obligar a nadie a permanecer en la comunidad ni tampoco obligarle a vender.

Solución si un copropietario se niega a vender proindiviso

La solución más factible y sencilla sería que, al copropietario que se niega a deshacerse del proindiviso, se le venda las otras partes del mismo y, así, pasaría a ser único dueño del bien.

Pero, ¿y si no quiere comprar las otras partes?

Aquí es donde comienza a complicarse la situación.

Resulta algo complejo, pero si llegásemos a encontrar un tercero o una entidad que quisiese adquirir nuestro porcentaje de copropiedad, estaría solventado nuestro problema y que sean ellos quienes resuelvan el proindiviso.

También existe la posibilidad de presentar un acuerdo de conciliación. Es decir, se trata de un es un procedimiento judicial mediante el cual comunicamos fehacientemente a la otra parte nuestra voluntad de poner fin al proindiviso y le pedimos que o bien compre nuestra cuota en el proindiviso o que se avenga a vender la totalidad del inmueble a un tercero por el valor de mercado.

Digamos que es una mezcla de los procesos amistosos y acudir al juzgado, dejándole claro a la otra parte que, si no entra en razón, por nuestra parte estaremos dispuestos a todo. Si aún así sigue en la negativa, nos servirá para preconstituir prueba de quién está impidiendo la venta del proindiviso.

Por otra parte, y más complejo aún, ante la falta de acuerdo entre los copropietarios, se acude a los juzgados para disolver el proindiviso, tomando el juez la medida de poner el bien proindiviso a subasta.

El dinero obtenido en la subasta será repartido entre los copropietarios del bien proindiviso de forma respectiva al porcentaje de cada uno.

Sin embargo, esta última alternativa lleva un gran coste tanto de tiempo como de dinero, pues no debemos olvidar que se trata de un proceso judicial.

Por ello, se suelen agotar anteriormente todas las vías posibles.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
CONTACTAR
close slider

CONTACTO

"*" señala los campos obligatorios

Dirección de la propiedad a vender*
Sin nombre*
Sin nombre*

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x