Embargo de un inmueble proindiviso

Cuando la titularidad de un inmueble proindiviso recae sobre varias personas, es normal que, en determinadas ocasiones, surja algún imprevisto por parte de los copropietarios.

De hecho, a más copropietarios haya en un proindiviso, más elevado es el porcentaje de que ocurra una situación no deseada, como puede ser el ejemplo de un embargo.

Imaginemos, pues, tres personas en las cuales se reparte la propiedad del inmueble y que una de ellas contrae una deuda con una entidad financiera.

Tras su respectivo proceso de negociación, esta persona acaba siendo demandada por impago y tiene que hacer frente no solo a sus deudas, sino también a los gastos del juicio.

Pongamos la situación de que esta persona, finalmente, no puede pagar sus deudas y un juez le embarga sus bienes a favor de la entidad con la que tiene la deuda.

En ese momento, la propiedad del inmueble proindiviso pasa a tener un nuevo copropietario: la entidad con la cual esa persona tiene la deuda.

Y, entonces, ¿qué se hace en esos casos?

A continuación, mostramos las diferentes alternativas.

Subastar el inmueble proindiviso embargado

La primera de las soluciones posibles sería acudir a los juzgados y promover la división del proindiviso con el objetivo de que sea el juez quien saque el inmueble a subasta pública.

 De esta manera, si el inmueble se vende, los copropietarios recibirán la cantidad correspondiente a su porcentaje.

Sin embargo, es muy difícil encontrar un tercero que esté decidido a adquirir un inmueble proindiviso que tenga cargas.

Vender el inmueble proindiviso embargado

Otra alternativa sería encontrar a un tercero, bien sea persona o entidad, que quiera adquirir el inmueble y vendérselo.

Como en el caso anterior, habría que encontrar a ese tercero que quisiera aceptara hacerse cargo de la deuda.

Cambiar la titularidad del inmueble embargado

La tercera alternativa consiste en desplazar la titularidad de un inmueble embargado libre de cargas.

Esto consiste en proponer al acreedor la opción de poner en marcha un procedimiento de ejecución cuyo objetivo sea la venta forzada del inmueble.

Con la venta se contrarresta el importe adeudado, y el resto de propietarios recibe su respectiva compensación económica.

Ahora bien, los copropietarios deben confiar en la entidad con la que se contrajo la deuda, pues en muchas ocasiones ciertas entidades utilizan esta vía para adquirir la totalidad del inmueble por esta vía a un precio mucho menor que su valor de mercado.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
CONTACTAR
close slider

CONTACTO

"*" señala los campos obligatorios

Dirección de la propiedad a vender*
Sin nombre*
Sin nombre*

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x