El proindiviso, también conocido con el nombre de condominio o copropiedad, se da cuando una vivienda o cualquier otro inmueble posee varios propietarios. Proindiviso es una palabra que procede del latín y su significado literal es ‘sin dividir’.

Así es que, aquellos inmuebles que no puede dividirse y donde existen varios propietarios, pueden convertirse en un auténtico quebradero de cabeza para éstos si no son capaces de llegar a un acuerdo sobre qué hacer con la vivienda.

Cuando un bien posee varios titulares o propietarios, tarde o temprano, se convertirá en un proindiviso. Debe tenerse claro que un copropietario tiene derecho sobre un inmueble del que es titular a:

  • El uso de la vivienda en común
  • La administración del bien común
  • El disfrute o conservación del inmueble en cuestión
  • División del bien común
  • Su porción o cuota
  • Defensa ante un juicio

En muchas ocasiones, cuando una vivienda posee varios titulares o copropietarios y no se ponen de acuerdo en qué hacer con el inmueble en cuestión, pueden producirse muchos problemas que en muchas veces pueden llegar a los juzgados.

Se pueden encontrar diferentes situaciones en las cuáles se puede generar un proindiviso. ¿Quieres conocer cuáles son las situaciones en las que se puede generar un proindiviso? ¡Sigue leyendo!

Situaciones en las que se puede generar un proindiviso

Existen muchas situaciones en las cuales se puede generar un proindiviso que merece la pena conocer, desatacando principalmente los siguientes casos:

Independientemente de la situación o del caso, el propietario que lo desee podrá vender su parte correspondiente del inmueble si el resto de los copropietarios se niegan a vender, a alquilar o bien como a comprar su parte del proindiviso. Tal y como se establece en el artículo 400 del Código Civil:

“Ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad. Cada uno de ellos podrá pedir en cualquier tiempo que se divida la cosa común.”

Proindiviso en divorcio

El divorcio de nuestra pareja puede suponer un golpe muy duro, al cual se le añaden problemas adicionales si existen bienes en común. En estos casos, generalmente se habla de la vivienda familia habitual, lo cual puede llevar a graves problemas y discusiones entre ambas partes que no suelen llegar a nada.

Lo ideal es que ambas partes sean capaces de ponerse de acuerdo con qué hacer con la vivienda familiar, o con cualquier otro inmueble que pueda haber en común. En el supuesto de que no sea posible, en el caso de que no se llegue a ningún acuerdo, habrá que ponerse en marcha.

En el caso de que una de las partes se niegue a vender o alquilar el inmueble en cuestión, ninguna de las partes podrá sacar ningún beneficio de este y todos los trámites quedarán paralizados.

¿Qué hacer ante un proindiviso en situaciones de divorcio?

Como se mencionaba, lo ideal es vender de común acuerdo el inmueble o bien alquilarlo. Lamentablemente, esto no siempre resulta posible por muy diferentes motivos. Para evitar nuevas peleas, discusiones y llegar a juicio lo ideal es proceder a vender tu proindiviso.

Extinguir o disolver el proindiviso es la mejor solución para librarse de las ataduras, gastos y responsabilidades de contar con un inmueble que no se desea tener en propiedad. Como no puede ser de otro modo, la legislación vigente ampara la venta por parte del copropietario

Y es que, como dueño de una parte del proindiviso, podrá vender con total libertad a un tercero el porcentaje correspondiente de la propiedad. De este modo, se evitará tener que acudir irremediablemente a los tribunales, con el gasto y tiempo que ello implica. Es realmente rápido y legal.

Proindiviso en herencia

Otro de los supuestos en los cuales nos podemos encontrar con una situación de proindiviso es en las herencias. Cuando el fallecido deja un mismo inmueble a varios herederos, ello puede dar lugar a muchas disputas familiares. Si el bien no es divisible, no son pocos los casos en los que las peleas entre diferentes miembros de la familia están servidas.

Al igual que en un divorcio, lo ideal será siempre llegar a un acuerdo para vender la vivienda o inmueble en cuestión. De este modo, todas las partes recibirían su parte correspondiente según el precio de venta pactado, pero esto no siempre es posible.

En cuanto una de las partes se niegue a vender y tampoco quiera comprar las partes proporcionales del resto de copropietarios surge el problema. Lamentablemente, son muchas las herencias que han traído infinidad de conflictos entre los herederos con motivo de un proindiviso.

¿Qué hacer ante un proindiviso en situaciones de herencia?

Aunque una de las opciones es acudir a los juzgados para poner fin al proindiviso y seguir el proceso de liquidación de herencias, no es lo más adecuado. Todas sabemos lo largos, tediosos y desagradables que pueden ser los procedimientos judiciales.

La solución más recomendada, rápida y efectiva es que el dueño del proindiviso busque a una tercera persona o empresa a quien vender su proindiviso. Si tras intentar llegar a un acuerdo, uno o varios de los copropietarios se niega a vender o a comprar tu parte, tendrás que poner cartas en el asunto.

Lógicamente, como dueño de parte del inmueble, tienes total libertad para vender tu proindiviso y deshacerte de tu parte. Para ello no necesitas ni su autorización ni permiso, podrás vender a un tercero o empresa tu parte correspondiente. Si no acceden a vender el inmueble, ni a alquilar, ni tampoco a comprar tu parte, tienes derecho a hacer lo que desees con tu proindiviso.

Proindiviso en embargo

En este tipo de situaciones hablamos de casos en los que con motivo de una participación en una sociedad o por una herencia, te conviertes en copropietario de un inmueble que se encuentra embargado. Este tipo de situaciones pueden convertirse en un auténtico problema para algunos copropietarios de la vivienda.

¿Qué hacer ante un proindiviso en situaciones de embargo?

En este tipo de supuestos, los copropietarios tendrán básicamente dos alternativas a elegir:

  • Por un lado, se puede instar la división de la cosa común y, de este modo, sacar a subasta el inmueble en cuestión. Pero encontrar a alguien que esté dispuesto a pujar por un inmueble que posee cargas o gravámenes no es nada sencillo.

 

  • Por otro lado, y mucho más recomendable, es intentar vender el inmueble a un tercero o a una empresa, pero también han de estar dispuestos a adquirir un inmueble con cargas, aunque las mismas únicamente afecten a una parte de la vivienda.

Piso al contado: Compramos proindiviso por cualquier causa

En Piso al contado compramos proindiviso, independientemente de la causa que haya dado lugar al problema con el inmueble en cuestión. Estudiamos y analizamos cada caso particular minuciosamente para poder brindar un servicio de primer nivel desde el minuto cero.

Atenderemos tu petición, dándote respuesta en un plazo máximo de 24 horas. Nos diferenciamos de nuestra competencia por ofrecer el precio más justo por tu inmueble. No tendrás que preocuparte por si el valor de tu parte del inmueble es el esperado, ya que te ofrecemos un gran precio.

Estamos especializados en la compra de la mitad indivisa de toda clase de inmuebles. Compramos proindivisos provenientes de divorcios, herencias y embargos. Pero la cosa no termina aquí, ya que somos la empresa indicada para ayudarte ante viviendas ocupadas.

Si en tu casa han entrado ‘okupas’ y no sabes como librarse de ellos, en Piso al contado podremos comprar tu vivienda ocupada y seremos nosotros quienes nos haremos cargo de todo para que no tengas que sufrir de largas esperas, innumerables costes e interminables noches sin dormir esperando a una respuesta por parte del Juzgado.

En Piso al contado podemos ayudarte con tu proindiviso

No dejes que un inmueble arruine tu vida ni que ponga el riesgo la relación con aquellas personas que más quieres. Contratando los servicios profesionales que te ofrecemos en Piso al contado no tendrás que volver a preocuparte por nada, ya que nos ocuparemos de todo para que puedas desprenderte de la parte de la propiedad que deseas vender.

De este modo, conseguirás dinero en efectivo en apenas 3 días de haber aprobado tu solicitud. No dejes que un divorcio, que una herencia, que un embargo o que, incluso, una casa ocupada, se conviertan en un problema con motivo de un inmueble.

Nuestro equipo de expertos te ofrecerán un servicio rápido, fiable, transparente, profesional y seguro. Confía en los mejores del sector, confía en auténticos expertos en comprar proindivisos. No esperes a solicitar sin compromiso alguno tu oferta de forma gratuita. Te asesoraremos en todo aquello que necesites.

Si has de enfrentarte a este u otros problemas que se encuentren derivados de tu proindiviso y de su disolución, no olvides que en Piso al contado disponemos de un equipo de expertos en procedimientos inmobiliarios que te acompañarán en todo el proceso, si así lo necesitas, ayudándote y asesorándote en todo aquello que puedas precisar.

¡Contacta con nosotros y te aportaremos una solución a tu medida!