¿Cuánto se paga a Hacienda por la venta de un local?

Si tienes un local comercial  en propiedad y estás pensando en venderlo, debes saber que este acto no está exento del pago de impuestos. Este tipo de locales son aquellos que se utilizan para desarrollar actividades comerciales, desde tiendas o negocios de hostelería, por ejemplo, hasta oficinas, talleres, centros comerciales, etc.

En este artículo te explicamos qué y cuánto se paga a Hacienda por la venta de un local.

Impuesto de Plusvalía

El impuesto de plusvalía es el Impuesto sobre el Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IVTNU) y se paga a los ayuntamientos de cada localidad en el momento de realizar una transmisión de cualquier propiedad inmobiliaria. Este Impuesto tiene en cuenta diferentes factores, como el aumento en el valor del suelo desde que este se compró hasta el momento de su venta. 

Para calcular cuánto deberás  abonar en concepto de IVTNU en el caso de un local, deberás saber, por un lado, cuántos años han pasado desde que el local fue adquirido, para calcular el aumento de valor del suelo que hemos señalado, y también cuál es el valor catastral del suelo. Esta información aparece en el recibo del IBI, aunque también puedes consultarlo en la oficina del catastro. Respecto al coeficiente del incremento y el tiempo impositivo, que será la fórmula por la que finalmente obtendrás la cuantía del Impuesto, debes saber que es un coeficiente estipulado por el ayuntamiento.  

Si tienes dudas respecto a quién debe pagar este Impuesto, si la persona que compra o la que vende, debes saber que, excepto si el vendedor reside en España, caso en el que será el comprador quien se haga cargo, el IVTNU lo debe pagar siempre el vendedor. En cuanto al tiempo que dispone el vendedor para abonar el impuesto, normalmente el pago debe realizarse en los 30 días hábiles posteriores a la transacción, aunque existen distintos plazos, ya que estos los estipula cada ayuntamiento.

Impuesto sobre la ganancia patrimonial

El vendedor del local tiene la obligación de declarar en la Renta de las Personas Físicas o en el Impuesto sobre Sociedades la cuantía de la ganancia o la pérdida patrimonial que se haya producido en el tiempo que haya transcurrido entre la compra y la venta del local. En este caso debes saber que, en el caso de personas físicas, los primeros 6.000 euros tributan al 19% y, a partir de dicha cantidad, se tributa al 21%. Si el vendedor es una persona jurídica o una empresa, este impuesto es del 25%. 

Esto significa que el IRPF grava el incremento patrimonial. La base sobre la que se calculará el importe no es la diferencia entre el precio de compra y el de venta de la propiedad, sino la diferencia entre los ingresos por venta y el coste por adquisición.

Otros aspectos a tener en cuenta a la hora de vender un local

A la hora de vender un local no solo deberás contemplar los impuestos que debes abonar, sino también que otros factores se encuentren al día. Por ejemplo, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, más conocido como IBI, que deberás asegurarte de haber pagado para que no se den problemas a la hora de realizar la venta. Es un Impuesto que hay que pagar al ayuntamiento y que grava la titularidad de los derechos reales sobre cualquier bien inmueble que se encuentre en dicha localidad. 

Por otro lado, en el caso de que el local cuya venta se va a realizar se encontrara arrendado por un tercero, deberás entregar al comprador una copia del contrato de arrendamiento. Además, podría darse el caso de que el arrendatario tenga derecho de adquisición preferente sobre el local, algo que deberás comprobar antes de venderlo a otra persona física o jurídica. 

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x