Cómo impedir la división de la cosa común

Cómo impedir la división de la cosa común, una cosa común es aquella que cuenta con más de un copropietario o comunero, y que resulta muy habitual en casos de herencia, por ejemplo, al recibir varias personas una propiedad que no puede dividirse, como por ejemplo, un inmueble. La división de la cosa común es la fórmula más utilizada para acabar con un proindiviso y consiste en finalizar el estado de indivisión de un inmueble aquí conocerás . 

¿Qué se puede hacer ante un proindiviso?

Cuando una propiedad cuenta con varios copropietarios, es decir, cuando es un proindiviso, suele suceder que cada uno de ellos quiera realizar distintas acciones con dicho inmueble. Es decir, resulta muy habitual que unos quieran alquilar la vivienda, otros prefieran venderla o incluso haya quienes deseen quedársela para ellos.

El artículo 400 del Código Civil establece que ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad y, en consecuencia, tiene derecho a solicitar su división.

¿Quién puede realizar la división de la cosa común?

Si se diera la circunstancia de que algún copropietario solicitara la división de la cosa común, esta debe realizarse por parte de los propietarios, de árbitros o a través del juzgado.

Cómo impedir la división de la cosa común

Evidentemente, lo ideal sería que esta se hiciera de forma acordada entre los propietarios, evitando así tener que llevar a cabo cualquier tipo de procedimiento judicial. En ese caso, la división puede realizarse mediante notario.

Si no hubiera acuerdo entre las partes, la división tendrá que ser llevada a cabo por vía judicial. En este caso, el tipo de juicio dependerá del valor de la casa, que se establece en base al precio de mercado del momento. Si este es superior a 6.000 euros, que evidentemente es lo habitual en el caso de inmuebles, se debe realizar un juicio ordinario en el Juzgado de Primera Instancia del territorio en el que se encuentre situada la casa. Este trámite requiere de abogado y procurador.

En estos casos lo más común suele ser que una sentencia declare que se extinga el proindiviso y que la vivienda se subaste.  

¿Qué efectos tiene la división de la cosa común?

En el caso de que se extinga o se modifique el condominio, se realizaría una atribución en propiedad del bien por uno o varios de los copropietarios, mientras que el resto recibiría una compensación. 

La división de cosa común no puede, bajo ningún concepto, tener repercusión en terceros. Es decir, en caso de existir, se mantendrán los derechos de servidumbre, la hipoteca o cualquier otro derecho real con el que contara el inmueble antes de proceder a la división. 

Además, hay que dejar claro que los copropietarios podrán oponerse a la división de cosa común que se realice sin su concurso, pero no podrán hacer nada respecto a una división que ya se haya realizado, a no ser de que el procedimiento no se hubiera realizado de forma legal. 

¿Cómo impedir la división de la cosa común?

La división de la cosa común se puede evitar tanto en el momento de hacer el testamento como cuando se reparte la herencia. 

Lo más aconsejable es que el testador indique cómo quiere que se repartan los bienes entre los herederos, incluso contemplando la opción de que se compensen unos a otros.

En caso de que no haya testamento o en el mismo no se refleje dicha división, el Código Civil también establece que los copropietarios puedan pactar que la división de la cosa común no sea exigible durante un plazo máximo de diez años. Se trata de un pacto que deben llevar a cabo los herederos a la hora de dividir la herencia.

No obstante, debe quedar claro que a pesar de que se realice dicho pacto, los copropietarios sí pueden acordar vender la casa a un tercero o a uno de ellos.

Motivos oposición división cosa común

Uno de los motivos más comunes para oponerse a la división de la cosa común es el interés de preservar la integridad de un bien. Esto puede ocurrir cuando la división del bien en cuestión puede causar un perjuicio o desvalorización del mismo. Por ejemplo, una propiedad de gran valor histórico o arquitectónico que perdería su valor si se divide.

Otro motivo frecuente para oponerse a la división es el interés personal o económico. Un copropietario puede estar en desacuerdo con la división si considera que su parte en la división sería de menor valor que su participación actual en la copropiedad. Este motivo es especialmente relevante en casos donde se comparte un bien de gran valor.

Además, un copropietario puede oponerse a la división si considera que infringe sus derechos. Por ejemplo, si la división propuesta es desigual o injusta, o si se realiza sin su consentimiento. En estos casos, el copropietario afectado puede acudir a los tribunales para proteger sus derechos.

Finalmente, la existencia de una cláusula de indivisión también puede ser motivo de oposición. Esta cláusula, que se establece en el contrato de copropiedad, prohíbe la división de la cosa común durante un periodo de tiempo determinado. Si un copropietario intenta dividir la cosa común durante este periodo, los demás copropietarios pueden oponerse.

En conclusión, hay varios motivos por los cuales un copropietario puede oponerse a la división de la cosa común. En todos los casos, es importante buscar asesoramiento legal para entender y proteger sus derechos.

Demanda división cosa común

La demanda de división de cosa común es un recurso legal que se emplea cuando dos o más personas poseen un bien en común y uno de ellos desea dividirlo. Este proceso puede iniciarse cuando uno de los copropietarios quiere poner fin a la situación de co-propiedad, y la ley le otorga el derecho de solicitar la división del bien.

Demanda división cosa común

Para iniciar una demanda de división de cosa común, es necesario presentar una petición ante el juzgado, en la que se debe incluir una descripción detallada del bien a dividir, la cuota que corresponde a cada copropietario y la voluntad de uno de ellos de dividirlo. Los demás copropietarios tendrán la oportunidad de oponerse a la división si pueden demostrar que resultaría perjudicial para ellos.

El proceso de demanda de división de cosa común puede ser largo y complicado, ya que implica la valoración del bien, la determinación de las cuotas de cada copropietario y, en algunos casos, la venta del bien y la distribución de los beneficios. Por eso, es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho inmobiliario.

Es importante destacar que, aunque la ley permite la división de la cosa común, también protege a aquellos copropietarios que no desean dividir el bien. Para ello, existen mecanismos legales que pueden impedir la división, como la alegación de que la división resultaría perjudicial para el valor del bien, o la posibilidad de comprar la cuota del copropietario que desea dividir el bien.

División cosa común herencia

La división de la cosa común en una herencia puede ser un proceso complejo y a veces conflictivo. Este proceso se refiere a la forma en que se distribuyen los bienes comunes de una herencia entre los diversos herederos. Es una etapa crucial que puede dar lugar a disputas familiares si no se maneja correctamente.

Uno de los primeros pasos para impedir la división de la cosa común es entender los derechos de cada heredero. Cada heredero tiene derecho a una parte de la herencia, pero eso no significa que puedan dividir los bienes como quieran. Es importante tener en cuenta que la división debe realizarse de manera justa y equitativa, teniendo en cuenta el valor de los bienes y la cantidad de herederos.

Para prevenir conflictos, es recomendable que todos los herederos estén de acuerdo en la valoración de los bienes antes de la división. Esto puede hacerse a través de un perito o tasador independiente, que puede proporcionar una valoración objetiva de los bienes. Además, cualquier deuda o responsabilidad asociada con los bienes también debe ser considerada en la valoración.

Además, es aconsejable hacer uso de un mediador o abogado para facilitar la división de la cosa común. Este profesional puede ayudar a negociar un acuerdo equitativo entre los herederos y puede proporcionar asesoramiento legal para evitar disputas. Además, pueden ayudar a redactar un contrato de división de bienes que sea legalmente vinculante para todos los herederos.

Finalmente, si es posible, los herederos pueden optar por mantener los bienes en copropiedad en lugar de dividirlos. Esto puede ser una opción viable si los herederos desean mantener la propiedad en la familia o si la venta de los bienes sería desventajosa. Sin embargo, esta opción puede requerir un acuerdo de copropiedad detallado para evitar futuros conflictos.

Quien paga costas división cosa común

En el proceso de división de la cosa común, los gastos o costas judiciales suelen ser una preocupación importante para las partes involucradas. En principio, la regla general es que cada parte paga sus propias costas. Sin embargo, existen excepciones a esta regla que pueden ser aplicadas por el juez en función de las circunstancias específicas del caso.

En algunos casos, el juez puede decidir que una parte debe pagar todas las costas. Esto puede suceder cuando una parte ha actuado de mala fe, ha ocasionado un retraso innecesario o ha generado gastos innecesarios. En estos casos, el juez tiene la facultad de imponer las costas a la parte que ha actuado de forma irresponsable o negligente.

Además, es importante destacar que si se llega a un acuerdo antes de ir a juicio, las partes pueden acordar entre ellas quién pagará las costas. Este tipo de acuerdos pueden ser muy útiles para evitar disputas posteriores sobre el pago de las costas.

  • Regla general: cada parte paga sus costas.
  • Excepciones: el juez puede imponer todas las costas a una parte que ha actuado de mala fe o que ha generado gastos innecesarios.
  • Acuerdo previo: las partes pueden acordar entre ellas quién pagará las costas.
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

7 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Àlex
Àlex
9 months ago

¡Qué locura tener que lidiar con la división de la cosa común! ¿Se puede evitar de verdad?

Calipso Puertas
Calipso Puertas
9 months ago
Reply to  Àlex

¡La división de la cosa común es un lío, pero evitable si todos ponen de su parte y se comunican. ¡No hay excusas para no llegar a acuerdos! ¡Manos a la obra y resolvamos esto juntos!

Viggo
Viggo
1 year ago

¡Creo que la división de la cosa común debería ser obligatoria para evitar conflictos! 🤔🔪

Felicidad Toledano
Felicidad Toledano
1 year ago
Reply to  Viggo

¡Vaya, qué enfoque tan radical! Creo que la comunicación y el consenso son clave para resolver conflictos, no la división obligatoria. ¿No crees que es mejor buscar soluciones pacíficas en lugar de recurrir a la división forzada? 🤔🌱

Sergio
Sergio
7 months ago

¡Qué locura! ¿Y si mejor compartimos una propiedad sin divisiones? ¡Viva la convivencia!

Helena
Helena
11 months ago

¡Qué complicado es lidiar con proindivisos! ¿No creen que deberían ser más flexibles?

Milos Camino
Milos Camino
7 months ago

¿Y si mejor vendemos y nos vamos de vacaciones juntos? ¡Menos problemas, más diversión! 🏝️

7
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x